lunes, 19 de septiembre de 2016

India me robó la calma



Estado: con unos años más

Suena en el soundtrack de mi vida: M.I.A. - Paper Planes


La última que me ha pasado para darme cuenta como han pasado los años. Hace ya dos meses me causé una lesión en la espalda por hacer mucho deporte y no descansar lo suficiente. Voy a la médica de cabecera y me dice que es por el desgaste de los años. Jamás pensé que dirían algo así, por supuesto yo hice mi propio análisis y sin más es por no descansar. Pero también creo que debo empezar a aceptar que he llegado a los treinta. 
¡GUAO! ¡TREINTA AÑOS! Todavía me acuerdo de esas tardes aburridas de clases de química donde pensaba cómo iba a ser mi vida cuando tuviera veinticinco o incluso treinta. Dirán los que tienen casi cuarenta, pero sin solo son treinta! Supongo que tiene el mismo efecto que cumplir cuarenta o incluso cincuenta. 

Nos olvidamos de la edad y ahora voy a intentar contarles mi viaje a la India, por segunda vez, y Nepal. 
En el primer viaje visité el sur. Hace 3 años estuve en Mumbai, Hampi, Gokarna, Maharastra y Goa. Fue un viaje muy agradable, impactante, lleno de historia, creencias religiosas absurdas y contrastes occidentales. Y a todo esto le agregamos un accidente en moto. Sin más. Gané una nueva cicatriz y aprendí la lección de no coger nunca más una moto en lugares como esos y a ser un poco más prudente. Maldita Lonely Planet (Ponía que la mejor forma de conocer era alquilar una moto). 
Este año decidí volver por alguna extraña razón que todavía no sé. Esta vez al norte, esa parte que todo el mundo me reclamaba que por qué no había ido, lo único famoso que tiene la India ante los ojos de los que se quedan en lo superficial, el Taj Mahal. 
Aterricé en Nueva Delhi, una ciudad de auténtico CAOS. Sin reglas, ni respeto, ni muchísimo menos empatía con nadie. Una vez más hice caso a la maldita guía, Lonely Planet, y decidí quedarme en el epicentro de los mochileros, Paharganj. Maldita la hora. No lo recomiendo en absoluto. Es el peor lugar de Nueva Delhi y además está plagado de timadores, estafadores, oportunistas y farsantes. Es la zona más sucia y caótica de la ciudad. Aún así me quedé ahí porque ya tenía reserva en un hotel de mala muerte. Sucio, oscuro y metido entre callejones mugrientos. (Vale es la India todo está así pero si te mueves de esa zona hay menos mierda). El punto de escribir este post sobre India es ser lo más honesta posible y relatar lo que me pasó. Ahora entiendo por qué me formaron un auténtico jaleo a la hora de darme la visa. Al ser escritor o cualquier profesión que tenga que ver con medios de comunicación, necesitas una visa especial. Luego te hacen rellenar un formulario donde te preguntan de qué vas a escribir, para qué... y así una batería de preguntas para detectar si eres una amenaza para su país. Pues quizá después de este post lo sea porque vaya tela. Bueno, al grano. 

Todo empezó con el primer timo, 20€ por un "city tour". Te parece razonable cuando acabas de llegar de Europa y dices, bueno no está mal. Yo le decía al chofer dónde llevarme. De 10 de la mañana hasta las 5 de la tarde. En una ciudad plagada de coches y tráfico. Total al final me llevó como a 4 sitios como mucho. No daba tiempo para más. El hombre ni siquiera sabía dónde ir. Es cierto que hay mucho que ver pero si te dedicas a llevar a turistas como mínimo debes tener una idea de por dónde empezar. 20€ en la India es muchísimo dinero. El salario mínimo es de 40€. Pero yo me pregunto, si supuestamente soy mochilera (no tengo dinero) por qué un hotel barato me recomienda una actividad como esta? Porque se quieren aprovechar del turista en todo momento. 
Por la calle hay que estar constantemente en guardia porque te vienen por todos los lados. Lo más lamentable son las mentiras y como estás en un país extraño y en el que violan a una mujer cada 30 minutos no estás para hacer tonterías. 
Quería comprar un billete de tren en la estación central para ir de Delhi - Agra - Jaipur - Delhi. El famoso triángulo dorado. Ahora se porque lo llaman así, dorado por todo el dinero que nos roban. Al intentar entrar a la estación me para un supuesto "supervisor" y me dice que ningún turista puede entrar y que si quiero comprar un billete debo ir a la oficina para extranjeros que quedaba a una cuadra aproximadamente. Como en mi viaje anterior ya había ido a una de estas confié en él. Para no perder más tiempo decidí pillar un autorickshaw y le dije al supervisor que le dijera al conductor dónde llevarme ya que los conductores no entiende mucho inglés. Me monté y a medida que vamos avanzando el trayecto se me hacía largo y me dije menos mal que pillé esto sino me hubiera perdido. Los timadores me llevan a la supuesta oficina de turismo, tienen todo tan bien montado para simular de que estás yendo a la oficina del gobierno que incluso ponen sus oficinas en un primer piso como me indicó el "supervisor" y en la puerta las siglas oficiales por si tienes dudas. Algo me sonaba raro. Le digo que necesito los ticket de tren y me empieza a contar milongas de que los trenes tienen mucho retraso, que hay inundaciones, que igual no es buena idea ir en tren y me intenta a vender el mismo paquete que me habían intentado vender en el hotel de mala muerte por 230€ al doble de precio 470€. (Un coche privado que me lleve a esos lugares). Me doy cuenta al toque que es un timo y hacen lo imposible por retenerme y digo NO! Pero como soy mujer mi palabra y respeto no valen un carajo. Salgo por la puerta como alma que lleva el diablo e intento pillar otro taxi y querían volver a llevarme a otra mierda de esas. Y así... Es prácticamente imposible comprar lo putos billetes de tren por cuenta propia. Al menos que contrates un intermediario, ya sea agencia de viajes o timadores. Es lamentable cómo la gente que interpreta estos roles se están cagando en la reputación de un país. En los otros estados que estuve me dijeron que primero confiara en mi enemigo y luego en la gente de Delhi. Si supieran el daño que le están haciendo a su país quizá lo pensarían dos veces a la hora de hacer esto. Estuve en Varanasi, Amritsar, Agra (esto es lo mismo que Delhi) y Jaipur, y todo coincidían que son unos estafadores pero por supuesto ellos tampoco se quedaban atrás. Quieren cobrar el triple de lo que en realidad valen las cosas. Decidí irme a la India porque seguro gastaba menos dinero que yendo a Japón, después de tantos timos de los que era imposible escapar, me he equivocado. 

Lo mejor de todo es que no fui la única que le pasó esto, porque en un momento empecé a pensar que era yo. En la entrada de un monumento me encontré con una escritora inglesa que escribía para una revista de viajes y me contó que llevaba 200 libras en 3 días en timos. Y por supuesto eso era lo que iba a escribir. Y al final de nuestra conversación me dijo el titular de mi artículo y mi recomendación es NO VAYAN A INDIA. Es triste porque así como tiene cosas malas hay cosas buena. Pero solo pasa cuando te encuentras con gente pura que no ha sido influenciada por el dinero, el capitalismo y el instinto de supervivencia sin importar el daño colateral que causen. Pero esto es pan para hoy y hambre para mañana. 
Otra anécdota fue que el recepcionista del hotel Amax Inn en Delhi quería pegarme, tuvieron que venir otros dos empleados a detenerlo porque empezó a gritarme (por que se creen con el derecho de gritarle a cualquier mujer) y le dije en un tono muy tajante y ojos decapitadores que no me gritara. Y ahí empezó todo. No se queden en ese hotel porque aunque lo recomienda la maldita guía de mierda que seguro la escribe un hombre porque no puede ser que haya tenido una experiencia tan buena como para que recomiende este antro de mala muerte. (Los de la Lonely Planet deberían tener mujeres que escriban las guías en países como este. Porque cambia totalmente la historia). 

Y otra más para terminar en la mezquita más grande de Asia que es la que lamentablemente está en Delhi le cobran a los turistas 300 rupias por cámara de fotos y móvil. Entre pitos y flautas te gastas casi 10 € con toda la mierda que llevas encima. Esta norma es simplemente para robarnos más. Y como no me dio la gana de pagar por cámaras, móviles y demás el tipo de la puerta me empujó repetidas veces. Por supuesto una vez más sintiéndose con el derecho de superioridad por encima de una mujer. 

Una última y la más bizarra de todas. Amritsar. Conocido por ser la cuna de los sights también tiene un atractivo especial para todos los indios, la famosa frontera con Pakistán y su conocido y popular acto entre fronteras. Todos los días a las 18 horas ambos país bajan las bandera. Pero no es un simple acto, es un espectáculo de nacionalismo que atrae a indios de todas partes del país. Hay quienes solo van a ver eso. Para que se hagan una idea la frontera está a unos 2 kilómetros desde donde entras. Ahí empiezas a caminar en filas separadas, hombre por un lado y mujeres y niños por otro. Por suerte al ser turista te separan del resto de la multitud. Es una carretera de dos paños separada por una mediana de plantas silvestres y alambres de púas. Cuando va faltando menos de un kilómetro las filas de desbordan y el descontrol se apropia del lugar. Empiezan a correr descontroladamente, tipo San Fermín, a la puerta de entrada ya que el espacio es reducido. Imagínense ir hasta allí y no poder entrar, qué disgusto. Es una especie de auditorio separado por rejas enormes que limitan el espacio entre tierras. Dejando bien claros los límites entre India y Pakistán. En el reducido espacio nos dividen en diferentes grupos VIP (indios con dinero), turistas, muchedumbre (indios sin dinero). Nos hacen llegar con 2 horas de antelación por eso de no quedarnos sin sitio. Y mientras esperas los vendedores ambulantes son la atracción de recinto. Te intentan vender lo que no está escrito. Cuando se va acercando la hora aparece un animador vestido de blanco que selecciona entre la muchedumbre a unas 10 mujeres al azar que son las encargadas de bailar al ritmo de la música desafinada que va saliendo de un altavoz a punto de explotar. Mientras la jauría de testosterona grita y se emociona. Sintiéndose orgullosos de sus mujeres, de su música y de ser indios. Cuando faltan escasos minutos los militares se van formando y el animador genera gritos y euforia en el auditorio. En paralelo del otro lado de la frontera hay un acto parecido pero menos ruidoso en el que apenas vi mujeres. A las 18 horas militares empieza el show, un acto lleno de odio, rabia y destrucción. Gritos entre fronteras y patadas al aire que demuestran poder, rabia y odio. Y por supuesto a ver quién tiene la polla más larga. Todo a la vez y a todo esto la muchedumbre aclama y grita para alimentar el sentimiento y el animador lo agudiza. Y así 30 minutos de estrellar rejas, patadas sin sentido, gritos, rabia y testosterona apoderándose del recinto. Por supuesto los pocos turistas que estamos ahí no damos crédito a todo lo que ven nuestros ojos. Lo único que he podido ver en todo esto fue el odio estúpido entre países de historias pasadas que ya no van a cuento y siguen contagiando y alimentando ese sentimiento de muerte y destrucción entre naciones. Falta de tolerancia y odio por cambio de opiniones. Lo peor de todo que la mayoría de las personas que asisten a este acto no tienen ni idea y solo siembran en el pueblo ese odio entre países. Al salir le pregunté a muchos por qué gritaban y me respondieron que porque ellos odian a Pakistán y son el enemigo. Y lo dicen así sin más. Estoy segura que si ven un pakistaní a la salida lo matan sin piedad. Así mismo como apedrean a una mujer por enseñar los tobillos o por comer carne de vaca. (Que al final resultó ser de búfala). 
Después de ver este tipo de espectáculos lamentables propios de un mundo machista no me sorprende que el mundo esté como esté. Circo para el pueblo. Si seguimos sembrando odio desde luego paz no vamos a cosechar. Es lamentable ver esto y que nadie haga nada para detenerlo.  

Como pueden ver, una experiencia poco positiva esta vez por la India. Y como dijo la escritora inglesa, si están pensando ir a la India a ver el Taj Mahal, vayan a Agra véanlo and get the hell out!


Aquí hay algunas fotos del viaje. 



Una foto publicada por Nicole (@ptyniki) el

Una foto publicada por Nicole (@ptyniki) el

Una foto publicada por Nicole (@ptyniki) el

Una foto publicada por Nicole (@ptyniki) el

Una foto publicada por Nicole (@ptyniki) el

Una foto publicada por Nicole (@ptyniki) el

Una foto publicada por Nicole (@ptyniki) el

Una foto publicada por Nicole (@ptyniki) el

lunes, 11 de julio de 2016

A mi padre


estado: catarsis 

suena en el soundtrack de mi vida: Los Punsetes - Maricas


Toda mi adolescencia tuve un malestar. Algo no estaba bien. Sentía que lo que pasaba en casa no era normal. ¿No te acuerdas? Por las noches cuando llegabas a casa, todo estaba mal. Le gritabas a mi madre, la mandabas a tomar por el culo y nada de lo que había en casa era de tu agrado. Te encantaba humillarla, desacreditarla y despreciarla. Crees que no me daba cuenta. Era difícil no verlo. Ella aguantaba y mi hermano aprendía cómo un macho debía tratar a una mujer. Hoy me doy cuenta que era violencia de género. Para ser concretos violencia psicológica. Sí, eres un maltratador. Un machista. No sabes afrontar tus conflictos emocionales. Y encima, te sentías en tu derecho como hombre/macho de hacerla sentir inferior. Esas cosas que tiene el patriarcado, que no nos hace ver lo que está mal. Parece que no aprendiste nada de tu pasado. O al contrario lo aprendiste de puta madre. Como tu padre maltrataba a tu madre. No quiero ni mencionar todo lo que sufrió mi abuela. Ahí estaban todos los tipos de violencia juntos. Los aprendiste muy bien, enhorabuena. Siempre me reprochas por qué no te quiero, por qué no te hablo, por qué ... todos esos porqués ahora tienen respuesta. No puedo aceptar a un maltratador. Por que además de hacerlo con mi madre lo hacías conmigo. Daba igual como me vistiera, siempre estaba mal para ti. La hippie, la mamarracha, la mal vestida. Te encantaba humillarme en público. O cuando te metías con el tipo de música que escuchaba. Para qué escuchas eso si ni siquiera lo entiendes. O cuando te dije que quería estudiar x y me dijiste que no, que para qué iba yo a estudiar eso si no me gustaba. ¿Cómo coño sabías tú lo que me gustaba o no? Ese tipo de frases que me acompañaron toda mi adolescencia. Todas esas estupideces que no venían a cuento. ¿Por qué? Por más que me lo expliques no quiero escucharte, todo lo que me puedas decir no te libra de tu culpa. A veces no tienes que ejercer violencia física para que duela. Estos golpes dolían. Mucho. Por suerte, mi autoestima era más fuerte que tú. El mejor día de nuestras vidas fue cuando te fuiste de casa. En ese momento no lo vimos así porque por supuesto nos acostumbramos a convivir contigo. Pero poco a poco nos fuimos dando cuenta que fue lo mejor que hiciste y te doy las gracias por que no sé si mi madre hubiera podido hacerlo sola, la tenías en la mierda, tocando fondo y era incapaz de ver lo evidente. Ahora se que esto se llama relaciones adictivas. Cuando una mujer aguanta por sus hijos y como también sufríamos violencia económica y patriarcal, porque hiciste que mi madre dejara de trabajar para "cuidarnos". Pero dirás ella eligió eso y vivía de puta madre sin trabajar y estar en la casa. Pues ese discurso es el que usan los machistas. Siento que te enteres por este medio, pero es así. 
¿Todo esto que te escribo no te convence? Pues, lo sigues haciendo. Y te doy ejemplos. Cada vez que abres la boca para decir algo destructivo de mi hermano, mi madre o de mí. Y encima se lo dices a otras personas. ¿Por qué sigues haciendo esto? ¿Qué ganas haciendo esto? Debes de sentir una satisfacción interna más grande y fuerte que tú, por que no tiene nada de normal eso de humillar y desacreditar a las personas. Y menos a tu "familia". Nunca lo entenderé. Pero lo mejor de todo es que no hay nada que entender. Antes le buscaba una explicación. Hoy ya no. Los maltratadores no se curan. No tienen solución. Es un ciclo que se repite una y otra vez. Con esto no pienses que te odio. Solo quería dejarte las cosas claras y si quieres hablar hablemos pero sin violencia. No estoy dispuesta a soportarla ni un segundo más.
Con los años me he dado cuenta que ese malestar era mi intolerancia al patriarcado. 




miércoles, 6 de julio de 2016

Educación sexual para niñ@s


estado: indignada 

suena en el soundtrack de mi vida: Lianne La Havas - Green & Gold

La sexualidad es LIBRE y cada una/uno la vive como quiere. Todo vale. Mujer + Mujer. Hombre + Hombre. Hombre + Mujer. Hombre/Mujer + Mujer/Hombre. Todos tenemos derecho a elegir y ser libres sin prejuicios. #LoveIsLove 

Cómo pueden ser tan hipócritas los que critican esta Ley 61 / Educación sexual en las escuelas. YA ERA HORA. Hablan de que no es edad, que no les maten la inocencia, solo son niñ@s... ¡Por favor! ¿Y la cantidad de tele basura que se tragan a diario? Con ALTO contenido sexual y sexista. La publicidad invasiva que nos rodea con exactamente el mismo mensaje machismo/sexo/desigualdad de género. No me hablen de moral. (Me cago en la moral de la iglesia Pedofilia). 

Yo y muchas, hubiéramos agradecido que se nos hubieran hablado de estos temas a una edad temprana. Sin prejuicios y tabúes absurdos. Las cosas claras y concisas. O a ver si todavía pensamos que los bebes los trae la maldita cigüeña. 
Todavía me acuerdo el primer día que se habló de sexualidad en mi colegio. Teníamos 17 años. Fue en una clase de Biología. La profesora empezó a explicar el tema. Primero nos costaba empezar a hacer preguntas por miedo a ser juzgados, pero una vez que rompimos el hielo todos preguntábamos y se escuchaban las cosas más absurdas pero como nadie sabía "nada" o teníamos información errada no habían burlas. Me hubiera gustado grabar esa clase. ¡Con 17 años! ¡Demasiado tarde! Por que años atrás algunas chicas de mi clase ya estaban abortando y no tenían ni puta idea de lo que eso representaba en su cuerpo. Por que lo hacían a escondidas de una manera insegura. Hubiera podido pasar cualquier cosa, como las miles de chicas que mueren al practicar abortos clandestinos. Y las que mueren no son las ricas que van a clínicas privadas pagando miles de dólares. Yo hablo de las que no tienen dinero, de esas que tienen que ver cómo hacen y les da igual hacerlo de cualquier forma para poder librarse de un embarazo no deseado. Las ricas abortan, las pobres mueren. Y aún tenido accedo a todo este tipo de información, educación puede pasar que alguna se quede embarazada. Por eso debemos ser libres a la hora de tomar una decisión. Es nuestro cuerpo y mandamos nosotras. 

¡Despabilen y acepten que hay niñas menores de 10 años follando! Conozco varios casos. Como el de una niña de 12 años embarazada por segunda vez, de un taxista. ¿De verdad creen que esta niña era consciente de lo que le podía pasar la primera vez que se la folló ese hijo de puta? Igual si hubiera tenido información hubiera sido consciente de algunas cosas. Pero aún así puede quedar embarazada y quedó. En este caso también entra el ACOSO y así miles de niñas que son acosadas por estos hijos de puta que están por la calle y nadie les dice que se corten la polla. Claro como son hombres y bestias sexuales salvajes, no hay que intervenir. Si los curas se follan a los niños por qué ellos no. 

Hay que educar y no intentar tapar el sol con la mano. Necesitamos educación, métodos anticonceptivos gratuitos, aborto libre, gratis y seguro. En nuestro cuerpo mandamos NOSOTRAS. 
Habrán quienes digan ¡Ay estas matando seres indefensos! Las mismas niñas indefensas que se mueren al practicar abortos clandestinos. Con esa edad no debería estar follando. Pues si esa niñ@ supieran lo que es la sexualidad y todo lo que conlleva igual puede tomar una mejor decisión a la hora de tener relaciones sexuales. Pobres criaturas las que no han nacido hubieran podido ser descubrir la cura contra el cáncer. También ladrones, violadores y/o drogadictos. ¡O la peor! Si tu madre hubiera pensado así tú no hubieras nacido, SI NO HE NACIDO CÓMO PUEDO LAMENTARME POR NO HABER NACIDO. Y así más argumentos absurdos para ocultar lo evidente. Si no se habla de lo que pasa, seguirá pasando. Malditos tabúes, prejuicios, religiones y formas antiguas de pensar. LAS MUJERES TENEMOS DERECHO A DECIDIR. 

¡En mi coño mando YO!

Las mujeres DECIDEN. 
La sociedad RESPETA.
El estado GARANTIZA. 
La religiones NO INTERVIENEN. 

Estoy segura que si los hombres fueran los que quedaran embarazados habría miles de formar de abortar y prevenir gratis, rápida y sin tantos prejuicios. Nadie los juzgaría. (Como cuando se follan a 20 mujeres a la vez, son unos Dioses. Pero la mujer que se folla 20 hombres es una PUTA). Pero claro como vivimos en un patriarcado las mujeres NO TENEMOS DERECHO DE NUESTRO PROPIO CUERPO. 
Siempre nos quieren controlar y estar por encima. Que les quede claro que mujer NO es sinónimo de madre. 

A ver si nos damos cuenta de una puta vez que necesitamos educación para librarnos de las cadenas de la ignorancia.

Aquí dejo un vídeo con estadísticas a ver si nos damos cuenta de una puta vez. (Y si lo dice un hombre quizá tenga más razón, no)? 




martes, 5 de julio de 2016

Mandarlo todo a la mierda



estado: desesperada, estancada, harta, lamiéndome las heridas.
panorama: desalentador 

suena en el soundtrack de mi vida: I'm Done - Artenvielfalt, The Project & Miss NatNat

Llega un momento en que vas viendo como el ciclo de estar en un lugar se ha cumplido. Todo empieza a desencajar y lo que antes te gustaba hoy te disgusta. Antes la rutina te daba un poco igual y la sobrellevabas como podías, hoy no la soportas. Y solo piensas en escapar. En que todo es una puta mierda y te retuerces en ella. 
Llevo casi 5 años en el mismo lugar haciendo las mismas cosas, una que otra diferente y viajando mucho para engañar a la comodidad. Pero llega un momento en que ya no puedes más, no puedes seguir ocultando lo evidente. Hay que aceptar y tomar decisiones inseguras como alejarte de todo lo que te hace mal, sin importar las consecuencias que en definitiva son de dinero. Lo peor de todo es que pienso que si tuviera dinero de sobra haría todo lo que me hace feliz. Es lo mismo que cuando te dicen que te vas a morir, empezarías a hacer todo lo que en realidad siempre quisiste. No hay tiempo que perder. ¿Por qué? Esto es absurdo. Por qué no ahora. Ahora que no te han dicho que te mueren en 2 meses (todos nos estamos muriendo, solo que a algunos se lo dicen antes), eres joven y tienes "tiempo". Parece estúpido. Y lo tengo claro, pero con todo y eso hay algo que me frena, que me da miedo. ¿Miedo a qué? A empezar a hacer las cosas que me hacen feliz? ¿A quedarme sin dinero y tener que comer mierda? Y así miles de preguntas en mi mente con pensamientos fantasiosos de un futuro inexistente. 
Supongamos que por un día que dejo el trabajo y con el escaso dinero que tengo emprendo un viaje... Un viaje sin ticket de regreso. ¿Qué voy a hacer cuando se me gaste el dinero? Estas son las pequeñas mierdas del capitalismo que me hacen dependientes a un sistema que yo no elegí. He crecido en él y no conozco nada diferente, quizá por eso me cuesta tanto dejarlo. Agradezco muchas cosas. Las comodidades sobre todo. Pero para tenerlas hay que ser esclavo de esta puta mierda. Podría estar dispuesta a rechazarlas por ser libre.
Leo muchos post sobre gente que lo ha dejado todo y motiva al resto a hacerlo. Pero no explican en su totalidad el proceso. Quizá no hay ningún proceso y todo es improvisar. No puedo seguir viviendo en el estancamiento. El agua ya está tan contaminada que es casi imposible respirar. El olor putrefacto me perfora las fosas nasales y al inhalar se desintegra el sentido. 



miércoles, 22 de junio de 2016

Violador NADA


Estado: indignada, cabreada

Suena en el soundtrack de mi vida: Slacks - St. South


Cuando un hombre viola a una mujer la sociedad se pregunta: ¿cómo afecta este acto el futuro del hombre? En cambio a una mujer la condenan y la humillan asumiendo y buscado una razón para excusar al miserable. ¿Cómo iba vestida? ¡Claro! Con esas pintas normal que pase. (Como somos bestias irracionales y no sabemos controlarnos). Estaba drogada y borracha, se lo buscó. Qué hacía esa chica a esas horas fuera de casa. Y así una serie de frases incoherentes que nos culpan y condenan de sus actos. Por ese sentimiento de superioridad ante las mujeres. Nosotras siempre seremos las culpables. 
¿Qué más tenemos que hacer para ayudarlos a que no nos violen? ¿Cinturón de castidad, burkas, no salir de casa o cortarles la picha a todos de una puta vez? 

Otros que tienen la culpa de cómo llegan las noticias a la gente son los medios de comunicación, SIEMPRE buscan dar una excusa hacia el hombre. Por ejemplo: El violador de Stanford, era estudiante prodigio y pertenecía la club de natación. Y a mí, ¿qué coño me importa? Tan ejemplar no era.Y encima el padre del hijo de puta dice que es suficiente que su hijo pague en 3 meses por un acto de 20 minutos. ¡Será cínico! En 20 minutos le ha arruinado la vida a una mujer. Y encima seguimos viendo dependiendo de la clase social, raza o procedencia le quitan la venda a la justicia. Justicia corrupta y también violada. Me gustaría pensar ese caso a la inversa a ver qué le hubieran hecho a la mujer a parte de acusarla de zorra, perra y cuanto calificativo exclusivo.  
¿Por qué tenemos que saber los antecedentes de estos hijos de puta? ¡Son unos mierda y punto! No merecen más protagonismo. Lo mismo pasó con el que cometió el atentado en la discoteca gay en Orlando. "Frecuentaba habitualmente el recinto. Era homosexual". ¿Qué más da todo este tipo de información secundaria? Por qué buscan excusar a una persona con su pasado. Hay cosas que no tienen más explicación. Es lo mismo que cuando van al vecindario de un violador y le preguntan a los vecinos: ¿Usted alguna vez vio algo? - No era una tipo normal, no se metía con nadie, muy callado. ¿Qué pasa que hay un modelo de cómo actúa o cómo se viste un violador? Todo es un absurdo y sin sentido, y los medio insisten en alimentar el amarillismo. Es lo que vende, lo que genera el morbo y las ganas de leer. Pero lamentablemente esto no es buen periodismo. Es enfermar y aturdir más a la sociedad. ¡Abramos los ojos! 

Las mujeres sufrimos injusticias, violencia y desigualdad en nuestras cosas y trabajos. Esto hace que sigamos siendo más pobre y menos poderosas. 
Y lo peor es que siguen habiendo países donde la violencia de género no es delito. (Y no se crean que es Arabia Saudita). 

Y encima salen hombre pidiendo más machismo disfrazado de igualdad neomachista. 
¡Me cago en todo! ¡Parece un chiste, coño! Menos mal que el Instituto del Género y Educación Avanzada de Puerto Rico les hizo una contra campaña. 

Es vieja esta campaña, pero es para que se hagan una idea del percal que hay ahí fuera. 





lunes, 13 de junio de 2016

Machismo Mata


Estado: Indignada, cansada de aguantar lo mismo



No puedo callarme al ver este tipo de campañas que saca el Gobierno de Panamá. ¿Qué tipo de asesores tienen detrás? Mandando mensajes machistas implícitos en una campaña de conciencia social. Daño cerebral. ¿Por qué tiene que ser una niña la que hace las labores del hogar? ¿Qué nos quieren decir con esto? Que las mujeres somos las encargadas de hacer ese tipo de labores. Joder y las eligieron de puta madre: fregar el suelo, poner la lavadora, barrer, limpiar el baño... A ver si nos damos cuenta de una puñetera vez que este tipo de imágenes alimenta el machismo, alimenta al patriarcado y crea desigualdad y violencia de género. O es que tenemos que agradecerle a los hombre por ayudar en los quehaceres del hogar. ¿Dónde está la igualdad de género? Seguramente esto ni se contempla en los planes de estudio. ¿Quién fue el inconsciente que aprobó este comercial? ¿Dónde está el responsable? Eliminen ese anuncio de la televisión panameña, es un mensaje sexista dirigido a una sociedad ciega. El machismo mata. 

Lo peor de todo es que este anuncio ni siquiera cumple su objetivo. Trabajo infantil. Ayudar en la casa NO ES TRABAJO INFANTIL. A ver si entendemos la diferencia. 


Pido a Juan Carlos Varela, Presidente de Panamá, que ELIMINE este vídeo. 


Aquí algunos fotogramas del comercial: 








¡Claro joder! La niña barre, limpia y friega y el niño estudia! Lo normal.  
Está clarísimo. Pero hay quienes todavía no lo ven. Los ciudadanos se comen este tipo de mensaje sexistas sin refutar, ciegos del patriarcado. Lo peor de todo es que muchas son mujeres.  

IGUALDAD DE GÉNERO. No me voy a cansar de luchar por esto. 



Y encima lo recalca. ¡¡¡Por qué tiene que ser una niña joder!!! 



¿Quién coño impuso esto?


Estado: nostálgica, cabreada
Ubicación: en algún lugar

suena en el soundtrack de mi vida: Slow Club - Tears of Joy


Recuerdo perfectamente la hora del recreo donde mis compañeras hablaban de las dietas, que estaban gordas, apenas comían, despreciaban sus cuerpos, no tengo culo, me voy a operar las tetas, seguro no le gusto a fulano porque a él le gustan las tetas grandes... Y así el monotema referente a la apariencia física androcentrista. Todo esto sin ser conscientes. Se sentían culpables por todo esto, o esa era mi impresión. A mí la verdad que me daba bastante igual todo esto. Pero supongo que inconscientemente estas conversaciones se alojaron en algún lugar de mi cerebro. Nunca he hecho dietas tampoco me he quejado de mi cuerpo demasiado. Estoy feliz y me siento privilegiada de no tener los pechos grandes, al contrario amo mis tetas. Sobre mi culo, digamos fue seleccionado como uno de los mejores de la clase. (Lo sé, en qué momento permitimos esto. Malditos estándares de belleza). A pesar de todo esto yo nunca he estado muy a gusto con mi culo. ¿Por qué? No tengo ni puta idea. 

Todas estas mierdas que se fueron gestando en nuestros cerebros son producto de este patriarcado que determina cómo debe verse una mujer y hasta cómo debe comportarse. ¿Quién coño impuso estos estándares? Lo peor es que la gran mayoría de nosotras los acepta y nos dejamos la vida por cumplirlos. Hay quienes entran al quirófano arriesgando su vida por cambiarse una nariz o ponerse 3 tallas más de pecho. Las hay que se endeudan por un cambio. Una vez escuché a una cirujana decir que "la gente entra al quirófano porque quieren cambiar por fuera lo que no pueden por dentro". Y la mujer no se equivocó con esto. Tenemos que empezar por aceptarnos a nosotras misma. Sí, TODAS tenemos celulitis. Y ESTÁ TODO BIEN. ¿Qué más da? No es lo que nos vendieron, no son imperfecciones es parte de nosotras. Otro de los culpables y que colaboraron a difundir este mensaje fueron los publicistas. Creándonos preocupaciones sin sentido en la vida de las mujeres como tener pelos en las piernas, sexo o axilas, adelgazar, fumar. Nos vendieron que la mujer que fumaba era más interesantes, más sexy. Nos dijeron que los pelos en las piernas nos quitaban la feminidad y así miles frases que se fueron reproduciendo en el cerebro de nuestras antepasadas generando un comportamiento repetitivo sobre estos estándares de belleza falsos. La moda también fue otra culpable. Nos han hecho dependientes de sus productos y encima nos quieren hacer creer que nos facilitan la vida y nos hacen un favor. Si todas dejáramos de consumir sus mierdas se irían a la quiebra. ¿Lo intentamos?  

La belleza como tal no existe. NOS ENGAÑARON. Es un concepto abstracto. Este poema de Caeiro lo explica perfectamente. Lo conocí gracias a una poeta venezolana. 



La belleza es el nombre de cualquier cosa que no existe
que yo doy a las cosas a cambio del agrado que me dan.
No significa nada.
Entonces ¿por qué digo de ellas: son hermosas?
Sí, incluso a mí, que vivo sólo de vivir,
invisibles, vienen a mí las mentiras de los hombres
ante las cosas, ante las cosas que sencillamente existen.

iQué difícil ser uno mismo y no ver sino lo visible!
Caeiro


Empecemos a ser nosotras mismas.